Unas vacaciones en Oriente no son un viaje cualquiera.

Suponen apartarse de la ruta turística habitual para descubrir antiguas civilizaciones y culturas y paisajes muy variados con un gran poder de fascinación: playas vírgenes, ciudades bulliciosas, la exuberancia de la naturaleza, la cortesía propia de la gente del lugar, arrozales que brillan como espejos... Te maravillarás ante su opulenta belleza, su rica historia y el futuro brillante gracias a su rápido crecimiento como destino de lujo. Bucea por los arrecifes de coral en las aguas azuladas de Sharm El Sheikh en Egipto, o entra de lleno al enorme Centro Comercial de los Emiratos en Dubái. ¿No te gusta bucear? Bueno, existen más de 200 tiendas y una pista de esquí cubierta que no te puedes perder. Encuentra la verdadera esencia de la región en grandiosas y antiguas mezquitas o en los mercados al aire libre llenos de lugares de interés, sonidos y sabores.

Puertos destacados

Dubai, Emiratos Árabes Unidos

Si alguna vez escuchas hablar de Dubai, créelo; es verdaderamente así de increíble porque, y hablando en serio, ¿dónde puedes practicar esquí en un centro comercial y en el desierto a la vez? Dubai, una de las ciudades de más rápido crecimiento en el mundo, surge como un importantísimo destino de lujo y continúa atrayendo turistas provenientes de todas partes del planeta. Es precisamente el clima seco y soleado, las increíbles experiencias saliendo de compras e incomparables atracciones turísticas los que contribuyeron a convertirla en el lugar de última moda, donde la cultura antigua y la moderna se fusionan.

Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos

El mayor de los siete emiratos en cuanto a extensión, Abu Dhabi representa más del 80 % del territorio total de los Emiratos Árabes Unidos. Este emirato combina tranquilas playas y oasis en el desierto con una de las ciudades más vibrantes de todos los EAU. Cuesta creer que Abu Dhabi fue un tranquilo pueblo de pescadores y de recolectores de perlas durante siglos, sin embargo, el descubrimiento de petróleo transformó recientemente a esta ciudad capital en uno de los destinos turísticos más opulentos y seguros del mundo.

Canal de Suez

Cuando se inauguró en 1869, el Canal de Suez se convirtió en el primer canal de agua salada entre el Mediterráneo y el Mar Rojo. Si no existiera, un barco de carga desde Italia a Singapur tendría que dar la vuelta por el extremo sur de África, duplicando así el tiempo de viaje y la distancia. Su longitud es de 163 km y aproximadamente el 8% del comercio marítimo mundial transita por él. Bordeado por extensas líneas de arenas doradas, el viaje por el canal es majestuoso y tranquilo. Y con 274 metros de ancho, ¡hay espacio suficiente para que tu barco navegue de un interesante destino a otro!

Aqaba, Jordania

Aqaba es una localidad turística moderna y vital con algunos atisbos de la antigüedad del Oriente Medio. Visita las playas de arenas doradas del Golfo de Aqaba en el Mar Rojo y es posible que encuentres una fascinante mezcla de personas: un sinfín de bikinis y músculos bronceados y algún que otro lugareño vestido con atuendos musulmanes más tradicionales y sencillos. Si exploras bien esta ciudad portuaria, encontrarás vestigios del antiguo y tranquilo pueblo de pescadores que una vez fue Aqaba conviviendo en armonía con hoteles de cinco estrellas y modernos centros comerciales y restaurantes.

Barcos que navegan en Medio Oriente

¡Cotiza ya!